Viernes, 7 de marzo de 2014
Madrid

Federico Eguía, con ‘Quiero la luna’, en el espacio Art Room

[Img #16989]Esta serie de pequeñas obras conjugan técnicas e intenciones; así, por un lado recurre a su ya periódica tendencia neofigurativa, para con ello, representar escaleras hacia el cielo, como si buscase la ‘escala de Jacob’, con el color que de la luz señala los contrastes de cada instantes y situaciones; y por otra parte conceptualiza una idea sin pretender la mimesis, que quedaría ridícula e imposible, tan alejada al verdadero espíritu del arte que se adentra en el absurdo inteligente; serie ‘Quiero la luna’, que se muestra en el espacio experimental Art Room, en la que incorpora, como en otras ocasiones, restos o partes de escritos, de forma que la expresión cifrada sirva de soporte para ‘sus escaleras’ en esta bella, sutil y embrujadora propuesta.

Y es que Federico Eguía, madrileño de Puebla de la Sierra, 1953, pintor y escultor, mira de naturaleza, se adentra en ‘el valle de los sueños’ y se comunica en el parque escultórico de suelo a cielo, como si buscase su estrella. En 1988 realizó la primera exposición individual en Alcalá de Henares y desde entonces ha ido mostrando sus obras en colectivas e individuales celebradas en espacios de España y también de Lisboa, La Habana, Tokyo o Paris. Ha participado en ferias como Estampa de Madrid, Arcale de Salamanca, Sthmi en Estocolmo y Oasis en Osaka; también en certámenes donde ha obtenido importantes galardones.

Además de creador, Federico Eguía ha sido impulsor del certamen y parque escultórico ‘El Valle de los Sueños’, de Puebla de la Sierra (Madrid), donde también tiene obra. Y ahora presenta un nuevo proyecto, ‘Quiero la luna’, en el espacio Art Room, de Madrid, hasta el 25 de marzo de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress