Jueves, 20 de marzo de 2014
La Rioja

En memoria de Lucía Landaluce. Su pintura en la Casa Singular de Villoslada de Cameros

[Img #17133]Murió joven, a los 45 años. Lucía Landaluce preparó esta exposición los últimos días de su vida, como si quisiese despedirse con aquello que más le ilusionaba: pintar. Y su pintura se muestra en la exposición ‘Hago y deshago’, abierta en la Casa Singular, de Villoslada de Cameros, que ha sido incluida en la programación del Festival Miradas de Mujer.

Lucía Landaluce (Logroño, 1968) era una pintora no figurativa y poco ortodoxa que empleaba tres vías en la consecución de sus proyectos: volumen, tacto y material. Era una artista multidisciplinar más pendiente de la textura que del texto; de los elementos que configuraban una realidad subjetiva. Por ello, desde el principio, se aferró a lo plural con el propósito de crear sinergias, practicando con profesionales de distintas especialidades, ‘técnicas de volumen’ en escuelas de Artes Aplicadas de Logroño y Madrid; ‘talla en piedra’ en Calatorao y la cantera de Ana Juste; ‘grabado calcográfico’ en Panticosa junto a Maite Ubide. Y fue becaria de la Fundación Pilar y Joan Miró de Palma de Mallorca. Pero su mejor escuela fue su propio taller, las lecciones aprendidas en un trabajo continuado, que fue mostrando en exposiciones abiertas en Zaragoza, Lanzarote, Madrid, Pamplona, Mallorca y Málaga; también en el extranjero, desde Santo Domingo y Nueva York hasta Biarritz…

Y ahora, como despedida dejó su obra última para esta exposición titulada ‘Hago y deshago’ abierta en la Casa Singular, de Villoslada de Cameros, hasta el 31 de marzo de 2014.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress