Amalia García Rubí
Lunes, 31 de marzo de 2014
Madrid. Hasta el 30 de abril

Víctor, pinturas y esculturas recientes en la galería Alfama

[Img #17291]El universo infinito de Víctor López se encuentra plagado de guiños surreales, sumido en un ambiente de extrañamiento  donde la realidad y su espejo nos hacen ver cosas increíbles que llevan al equívoco si tratamos de entenderlas desde la lógica realista. Detrás de estos nuevos escenarios fantásticos se halla el empeño pertinaz en hacer de la pulcritud técnica el engaño. La ilusión de realidades imposibles en los cuadros de Víctor se asume como verdadera y sin embargo sus imágenes se presentan misteriosas e irresolubles a pesar de mantener rasgos objetivos familiares a nuestros ojos.

Victor construye espacios etéreos, contradictorios, laberínticos, interiores/exteriores recorridos por su sempiterno personaje burgués, trajeado y flamante. En ellos el protagonista (quizá heterónimo sin nombre del artista) conserva su enigmático anonimato, deambula, se asombra y cuestiona, formula preguntas a través de los ámbitos mundanos o cósmicos como si su interés en dar respuesta le condujera irremisiblemente al fracaso.

Víctor maneja un dibujo exquisito y una brillante concepción del color, componentes indispensables de la buena pintura. Un preciosismo al que ya hemos aludido en otras ocasiones y que viene a enriquecer el discurso endiabladamente atractivo de estas escenas mágicas. Muñecos o retratos vivos, no importa. Vidas imaginarias o reales, relatos verdaderos o cuentos sin final, todo y nada puede llegar a ser en el repertorio iconográfico de esta exposición de riqueza creativa infinita. Quizá un punto de encuentro definitivo  para entender la afinidad entre universos contradictorios  e inexplicablemente cercanos gracias al arte.

Un conjunto de obras de cuidadísima factura, donde el objeto parlante pierde su funcionalidad original y se trasmuta en otra cosa, donde los nombres de cada imagen ocupan lugares muy distintos a su ubicación habitual, y donde, en fin, los cambios de escala, contenido y concepción convierten a la obra de Víctor López en un microcosmos abierto a todas y ninguna de las lecturas posibles.

(Galería Alfama, c/ Serrano 7, de Madrid. Hasta el 30 de abril)

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress