Fuente: Fundación MAPFRE
Viernes, 9 de mayo de 2014

William Kentridge recibe el Premio Penagos de dibujo 2013, que concede Fundación MAPFRE

[Img #17727]El pintor sudafricano, muy ligado al mundo del cine y el teatro, ha recibido en Madrid Premio Penagos 2013, dotado con 30.000 euros, que reconoce su aportación al dibujo como género propio de las artes plásticas

William Kentridge (Johanesburgo, 1955), recibió ayer, jueves, 8 de mayo, en Madrid, el Premio Penagos de Dibujo 2013, un galardón que concede Fundación MAPFRE y que reconoce la destacada trayectoria profesional de este artista y su aportación al dibujo como género propio de las artes plásticas.

El artista sudafricano, cuya obra está muy arraigada en su lugar de origen, agradeció a dicha entidad la entrega de este premio, dotado con 30.000 euros y explicó que «dibujar es pensar en alto». También destacó que esta disciplina, que considera «un proceso dinámico y en constante cambio» tiene que ver con el cuerpo y con su movimiento. «Cuando dibujo, ya puedo tener un mal día, encuentro la paz».

El galardón fue entregado por Antonio Huertas, Presidente de MAPFRE y Fundación MAPFRE, quien resaltó la importancia que tiene el dibujo para la Fundación, como «vertebrador de nuestras colecciones artísticas» y destacó que William Kentridge «es uno de los creadores actuales que con mayor intensidad ha centrado su carrera profesional en el dibujo en sus diversas facetas de expresión».

En el acto, celebrado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, participó además, Pablo Jiménez Burillo, Director del Área de Cultura de Fundación MAPFRE, quien subrayó «la importancia y cercanía del dibujo en la vida cotidiana de las personas y en especial en la carrera de cualquier artista».

La trayectoria artística de William Kentridge está marcada por una clara combinación entre la práctica del dibujo y del grabado, con incursiones en el mundo del cine y del teatro, donde ha trabajado como actor, guionista y director. Su obra es un intento personal y expresivo de abordar la naturaleza de las emociones humanas y la memoria, así como la relación entre el deseo, la ética y la responsabilidad.

Kentridge utiliza una técnica de animación particular. Crea dibujos con carboncillo y pastel que modifica borrando, añadiendo y re-trabajando los elementos. Cada estadio del proceso es filmado durante unos segundos con una cámara de 16 mm. Así, utiliza sólo una treintena de dibujos en lugar de los miles que normalmente son necesarios para realizar una película. A través de esta técnica, el pintor visualiza el paso del tiempo y la estratificación de la memoria, ya que el proceso de producción queda visible sobre los dibujos.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress