Amalia García Rubí
Martes, 18 de noviembre de 2014
Madrid. Hasta el 17 de enero del 2015

La Galería Moisés Pérez presenta “Mundos Flotantes”, una individual de Juan Ugalde

[Img #19653]Recientemente inaugurada en la sala Moisés Pérez de Madrid, la exposición del artista Juan Ugalde (Bilbao, 1958) engloba una selección de obras agrupadas bajo el título “Mundos Flotantes en los tiempos del I Phone”. Con su particular ironía y su sentido de la realidad siempre vista bajo el prisma de la crítica o de la reflexión social, Ugalde es un artista con enorme peso para un sector importante de las jóvenes generaciones.

 

Su discurso fluctuante entre la imagen conceptual y el expresionismo pictórico especialmente vinculado al metalenguaje fotografía-pintura emprendido por Darío Villalba en los 60-70 y muy difundido durante las décadas posteriores, mantiene hoy tanta vigencia como antaño. A ello hay que sumar la fácil identificación de toda una producción con su autor, así como un considerable prestigio de firma entre influyentes críticos y galeristas de nuestro país.

 

Estas características creativas han contribuido a hacer de Juan Ugalde un referente insoslayable en el panorama vanguardista español. La trascendencia del contenido subliminal en los iconos aparentemente vulgares de sus obras, supone una contribución fundamental a la difusión de la imagen mediática con un sentido que va más allá de la mera apropiación del icono mass media.

 

Para Ugalde el significado último de la imagen fotográfica manipulada, conmina a desentrañar lecturas replanteadas entorno al tiempo vivido proyectado en las acciones mecánicas y estereotipadas del ser colectivo. Temas como la cultura del bienestar, los hábitos de consumo, la contaminación, el paisaje urbano… son tratados de manera indirecta en sus obras, con una implicación muy relativa del  artista. Dicha frialdad o distanciamiento emocional refleja el interés de Ugalde por documentar la realidad desde una subjetividad óptica necesaria. De ahí que en sus obras exista una curiosa empatía plástico-estética con el realismo capitalista surgido la Alemania de la RDA y  liderado en su día por artista como Polke o Richter, aunque también pudiera hallarse a menudo cercano al desolador expresionismo de Kiefer.

 

Esta última exposición del artista bilbaíno nos aproxima una vez más al universo narrativo y simbólico de una obra que se articula a partir de la idea de “flotación” como causa y efecto inevitables de la férrea inhibición sufrida por el individuo dentro de la degradada  sociedad occidental.

 

(Galería Moisés Pérez, c/ Doctor Fourquet 20, Madrid. Hasta el 17 de enero del 2015)

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress