Jueves, 27 de noviembre de 2014
Madrid, hasta el 12 de abril de 2015

La obra escultórica de Luciano Fabro en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro

[Img #19746]El Museo Reina Sofía ha presentado en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro la primera exposición de carácter antológico que se dedica al artista italiano Luciano Fabro (1936-2007) tras su fallecimiento, con más de cincuenta trabajos en los que nos muestran la audacia, solidez y complejidad de sus realizaciones; una obra que es fundamental para comprender los nuevos caminos que ha explorado la escultura contemporánea.

 

En esta obra podemos ver desde algunos de sus primeros ejercicios metalingüisticos en torno a la transparencia (‘Impronta’, ‘Mezzo Specchiato’ y ‘Mezzo Trasparente’…), hasta una amplia selección de producciones pertenecientes a dos de sus grupos más emblemáticos –‘Italia’, agudo e incisivo retrato de la Italia del presente a partir de las recreaciones con diversos materiales de su singular contorno cartográfico; y ‘Piedi’, propuesta clave en su reflexión sobre la relación entre la escultura y el espacio-, pasando por una de las materializaciones más conocidas de su serie ‘Habitat’ (donde propuso una redefinición del espacio arquitectónico a través de las intervenciones escultóricas) o piezas como ‘Lo Spirato’ en las que el mármol es utilizado con una voluntad a la vez rupturista y de diálogo con la tradición.

 

En la Italia de la segunda mitad del siglo XX emergió una generación de artistas que influidos por el cuestionamiento de la naturaleza de la obra de arte de Piero Manzini, o por la rupturista concepción de los espacial de Lucio Fontana, y recurriendo a materiales sencillos y cotidianos (es decir, despojados de carga aurática), llevaron a cabo una serie de obras que, sin renunciar a una cierta conciencia poética del mundo, eran profundamente críticas con la industrialización y la sociedad de consumo. De esos artistas, agrupados en numerosas exposiciones bajo la denominación de ‘Arte Povera’, fue Luciano Fabro quien con más énfasis vinculó la emergencia de lo nuevo con una revisión situada en la tradición, con la exploración de las posibilidades y perspectivas creativas que, en un país como Italia, seguían abriendo las ruinas del pasado.

 

Luciano Fabro contribuyó a expandir y redefinir los límites de la escultura que él siempre concibió como un instrumento de aprehensión crítica del espacio. Así se constata en la exposición de este artista italiano abierta en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro madrileño, hasta el 12 de abril de 2015.    

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress