Domingo, 7 de febrero de 2016

El Museo Nacional de Arqueología de Lisboa presenta ‘Lusitania Romana, origen de dos pueblos’

Enviar por email

[Img #23575]Tras su exposición en Mérida el año pasado, se presenta en el Museo Nacional de Arqueología de Lisboa la muestra ‘Lusitania Romana. Origen de dos pueblos’ en la que, a través de más de dos centenares de obras, se establece una relación histórica que se pierde en la noche de los tiempos y que es a través de la demarcación realizada por el Imperio Romano en su provincia hispana cuando empieza a escribirse la historia de la Lusitania; Roma que dio nombre a la península ibérica: Hispania Citerior, la más cercana y por ello conocida; la Hispania Ulterior que habría que descubrir; y más adelante, Hispania se divide en Tarraconense, Bética y Lusitania, quedando para más adelante la demarcación Cartaginense y la Galaica. La Lusitania con Emérita Augusta como capital; y en esa demarcación, Olisipo (Lisboa), Salmántica (Salamanca) y Ossonoba (Faro, Portugal).

 

La exposición, organizada por el Museo Nacional de Arte Romano, de Mérida, en colaboración con el Museo de Arqueología de Lisboa, se abre con la estela de Arronches, inscripción prehistórica que trata de sacrificios de animales para honrar divinidades indígenas, y sigue con otras piezas, frescos y el brazo de la estatua de bronce de Campo Maior, sobresaliendo el esplendor del tiempo romano, destacando un sarcófago del siglo III antes de Cristo. En el remoto la península estaba formada por centenares de pueblos célticos e ibéricos escasamente relacionados con hablas muy diversas. Fue Roma la que interrelacionó a los habitantes de Hispania a través de sus calzadas, el latín como lengua común y administraciones que procuraron la unidad y el entendimiento. La Lusitania se mantuvo tras la caída de Roma como provincia dentro de la monarquía hispano-visigoda de Toledo; y cayó en manos del invasor musulmán, y por ello objetivo de reconquista. Fue el reino de León el que conquisto Portugale (actual Oporto), origen de Portugal, primero condado y después reino, uno de los cinco de la Hispania cristiana –León, Castilla, Navarra, Aragón y Portugal, con estirpes entrelazadas que luchaban por la expulsión del invasor musulmán. Y tras la Reconquista, fueron España y Portugal las naciones que descubrieron mundos navegando siempre hacia un más allá que posibilitaron el mapamundi de los cinco continentes. Dos pueblos separados por una simple ‘raya’ e integrados en la Unión Europea.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress