Ramón Ribera
Domingo, 3 de julio de 2016
Editado por la Universidad de Murcia

Francisco Salzillo y la Escuela de Escultura de Caravaca

[Img #24790]Una cuidada novedad bibliográfica de temática artística, que nos llega desde el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Murcia, nos referimos a Francisco Salzillo y la Escuela de Escultura de Caravaca, del que son autores los historiadores del arte Cristóbal Belda Navarro e Indalecio Pozo Martínez.

 

El libro estudia y analiza la gran influencia del imaginero Francisco Salzillo, después de su muerte y que fue continuada por diversos escultores de los cuales se desconocían sus trayectorias, además se corrigen autorías hasta ahora erróneas, centrado todo ello a partir del núcleo irradiador de la población de Caravaca en el siglo XVIII, que dejó sentir su influencia por las tierras altas de la Andalucía oriental, por zonas de la Mancha, el interior murciano hasta las costas de Águilas, siendo Lorca un centro receptor de influjo escultórico. Así tenemos que el libro se encuentra estructurado en: -Una Introducción, donde se analiza la herencia artística de Francisco Salzillo a partir de su defunción en 1783, sus discípulos y colaboradores, las diversas escuelas que se fueron creando a partir de los modelos salzillescos, Caravaca como centro difusor etc., a continuación encontramos las biografías y trayectorias de los artistas que difundieron los estilemas salzillescos y las nuevas corrientes renovadoras, perfiles que quedan abiertos a nuevas incorporaciones de datos personales y de producción escultórica: -Ginés López Pérez (1687-1751), pionero en proyectar la figura del gran maestro, y sobre todo su hijo José López Pérez, revelador del centro escultórico de Caravaca (La difícil biografía de un escultor casi desconocido, En el taller de Nicolás Salzillo, El taller de Caravaca.1722-1751); - José López Pérez (1735-1737 / 1781), La formación con Francisco Salzillo, Los enigmas de los “José López”, La obra de José López Pérez (1760-1781): Molina de Segura, Caravaca y Moratalla, Virgen de las Angustias de El Salvador.1769, Cristo Encadenado de El Salvador.1770, La Virgen del Coro.1771, Las Inmaculadas de José López en Caravaca y Lorca, Otras Obras; - Marcos Laborda (1752-1822): Tras la huella del maestro. San Blas y las primeras obras, Virgen de las Angustias para Cehegín, San Pascual Bailón de Caravaca.1794, Las obras de Murcia; -Francisco Fernández Caro (1760-1841), La personalidad del escultor, La Real Academia de Nobles Artes de San Fernando, El retorno a Caravaca, Primeras Obras, Fernández Caro y don Andrés de Quesada, Las esculturas para la ciudad de Lorca: (San Homobono y sus celestiales aprendices.1798, La felicidad común del estado, La renovación del presbiterio de san Patricio, San Julián, una donación controvertida), Cristo Resucitado de Bullas, Los años finales.

 

En palabras de los autores “...desde 1765 José López difundió por las tierras de la Encomienda y Vicaría santiaguistas de Caravaca los saberes aprendidos en el taller de Francisco Salzillo. Convertido en cabeza de una escuela de escultura, formó a otros artistas, Marcos Laborda García, fiel continuador de esa estética y Francisco Fernández Caro, alumno de la Academia de San Fernando desde 1784.Con el lejano precedente de Ginés López, constituyeron un potente núcleo artístico cuyas novedades se difunden en este libro...”.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress