José Pérez-Guerra
Miércoles, 27 de julio de 2016

La Generalitat devuelve a Aragón ‘la calderilla’ del tesoro de Sijena

Enviar por email

[Img #24959]La consejera y portavoz de la Generaliat de Cataluña, Neus Munté, ha informado sobre la devolución de 53 piezas de procedencia aragonesa, del Monasterio de Sijena, que formaban parte de los fondos del Museo Nacional de Arte de Cataluña, MNAC, cumpliendo así, aunque fuera de plazo, la sentencia del Juzgado de Instrucción nº 1 de Huesca que reclama la devolución de 97 obras, de las cuales 44 se encuentran en el Museo Diocesano de Lérida.

 

Se trata de una treta. Porque el conjunto que se devuelve –casullas, cálices y otros objetos ornamentales y litúrgicos- es la parte menos valorada de este patrimonio de arte sacro que, utilizando influencias y malas maneras, se fueron llevando de las iglesias y conventos aragoneses a lo largo del siglo XX. Son piezas, y así lo reconocen, de ‘escaso valor artístico’, que no se exponían, lo que significa que las han sacado de los almacenes para devolverlas. Pero las restantes obras patrimoniales que figuran en las colecciones de los museos, MNAC y Diocesano de Lérida, se consideran bienes protegidos por la Generalitat y por ello se retienen a pesar del origen y de las maneras como llegaron a Barcelona y Lérida: unas ‘adquiridas’ con dinero de la Diócesis en parroquias que necesitaban alguna rehabilitación, y el obispo de Lérida hacía el ‘cambalache’ concediendo fondos de la diócesis a cambio de piezas de arte sacro: así expolió a iglesias de la llamada Franja, y se llevó las obras al Museo Diocesano.

 

De Sijena se llevaron frescos medievales afectados por el incendio del Monasterio por los milicianos de la II República, cuando se reconstruye y los frescos se trasladan a Barcelona para restaurarlos, y desde entonces, tiempos de la dictadura de Franco, los retienen en el MNAC… toda una manera de acaparar bienes patrimoniales de gran valor histórico y artístico, que siguen conservando a pesar de que la Signatura Apostólica juzgó en Roma la cuestión y determino que los bienes de la Franja que siguen en el Museo Diocesano de Lérida deben retornar a sus lugares de origen. Y de las sentencias de los tribunales españoles.

 

Para los rectores del Museo Diocesano de Lérida las obras allí depositadas están catalogadas y protegidas por la ley catalana de Patrimonio, lo que parece indicar que la legislación nacional, que obliga a todas las instituciones y personas de España, debe hacer una excepción con Cataluña… única y soberana, cuya bandera es la que el Papa concedió al Rey de Aragón; San Jaume se apareció en Aragón y era su Santo Patrón, y el patrimonio histórico aragonés es catalán si la Generalitat lo cataloga como suyo… ’la pela es la pela’.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress