José Pérez-Guerra
Jueves, 4 de agosto de 2016

Los políticos, por intereses personales, siguen ‘a garrotazos’

Enviar por email

[Img #25009]Como los protagonistas del cuadro ‘A garrotazos’ de Goya, los políticos siguen la táctica del ‘garrotazo’ para hacer carrera, y no hay más que fijarse en la actuación de los 4 líderes de los partidos más votados para darse cuenta de que España y los españoles es una cuestión menor cuando se trata de llegar al poder, ‘como sea’.

 

En estos días de desencuentro leemos en la prensa un consejo envenenado de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy: ‘que negocie con la derecha y se pongan de acuerdo’; es decir, que intercambie cromos con partidos nacionalistas / separatistas de Cataluña y el País Vasco, cosa que le vendría muy bien para que los españoles olvidemos que por las ‘negociaciones’ de los socialistas en muchos municipios catalanes se ha retirado la bandera española y piden una República catalana; y que por esos mismos acuerdos, independentistas y antisistema gobiernan en las comunidades de Valencia y Baleares, con la vista puesta en los míticos ‘Países Catalanes’; y lo mismo sucede en ciudades como Madrid, Cádiz o Bacelona… una estrategia que puede favorecer a la ambición de Pedro Sánchez, pero perjudica al PSOE y mucho más a España… que soporta amenazas de un islamismo que intenta ‘recuperar’ Al Andalus, un nombre mítico impuesto durante la invasión y conquista musulmana y que dejó de serlo cuando Hispania, más de dos veces milenaria, recuperó su territorio.

 

Y amenazas separatistas. La desconexión aprobada por el Parlamento catalán, que en verdad representa menos de la mitad del voto catalán; una huida hacia no se sabe donde que ya se intentó, por dos veces, durante la I República, y otra vez en la II, aprovechando, como ahora, crisis del Estado. Dos graves problemas a los que hay que suman el paro y la corrupción con otras cuestiones que habrá que afrontar para que España y los españoles salgamos adelante.

 

Nos extraña que otro líder de la actualidad política, Albert Rivera, de Ciudadanos, se empeñara tanto en la investidura fallida de Pedro Sánchez, que de muchas maneras le ha dado alas a independentistas y antisistema, y se resista a sacar a España de atolladero político en que se encuentra. No tuvo duda con un SancheZP y pone piedras en el camino de Rajoy, que es el dirigente del partido más votado. En corrupción, una lacra que hay que exterminar de cuajo, el que esté limpio de pecado que tire la primera piedra. Y recordamos los viejos tiempos de Filesa y enjuagues por lo que el PSOE fue condenado y ‘eminentes’ socialistas pasaron a la cárcel, algunos bien acompañados por la cúpula; también las corrupciones de Andalucía, Baleares, Valencia, Madrid… y de los partidos que llegan como renuevo, sus enjuagues y pluriempleos bien remunerados…

 

Y en ese cuarteto figura desafiante Pablo Iglesias y sus gentes, marxistas-leninistas que solo creen en un poder totalitario, como el de Venezuela, Cuba...  ‘sus paraísos’. Mariano Rajoy es un político en claroscuro; por una parte ha tratado de corregir, y en buena parte lo ha logrado, el desgobierno del gobierno socialista de Zapatero, pero no ha ‘hecho cumplir la ley’, como juró, en casos tan evidentes como el desafío catalán, un territorio español donde se persigue al idioma común, el español, contraviniendo lo dictaminado por la Constitución… al igual que en Baleares, donde los ‘peperos’ han gobernado con un complejo que no tiene explicación lógica.

 

Y ‘nos duele España’. Porque a los políticos actuales lo único que les interesa es hacer carrera… tal vez porque no saben hacer otra cosa.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress