José Pérez-Guerra
Viernes, 12 de agosto de 2016

El Dadaismo fue un movimiento antisistema en clave anarquista

[Img #25053]El Palacete del Embarcadero, de Santander, presenta hasta entrado septiembre la exposición ‘Dadá’ en la que se documenta la historia de este movimiento que surge durante la I Guerra Mundial y se prolonga hasta la década de los años veinte, en un tiempo en que afloran movimientos antisistemas que, aprovechando el desaenlace de la contienda, originaron regímenes totalitarios en Rusia, Alemania e Italia.

 

Suiza, territorio neutral, acogió entre sus refugiados a artistas que, principalmente desde Francia, expresaron en sus obras no solo su inconformismo con la política sino también con el arte tradicional. Era una manera de romper con la Historia que no les gustaba, y trazaron su anti-arte dentro de ese movimiento llamado Dadá (que significa lisa y llanamente Nada), y que no fue un estilo reconocible por el empleo de formas, técnicas o composiciones, sino una concepción antisistema muy en clave anarquista.

 

Surge en Múnich y tras la guerra se extiende por otros países, pues la innovación, sea la que sea, siempre tiene seguidores fieles y máxime su provoca y cuenta con voceros a disposición, máxime cuando las revoluciones al socaire de la guerra se hacen con ‘el santo y la limosna’. En febrero de 1917 el marxismo se levanta en San Petersburgo y con el gripo de ¡Abajo la guerra!, ‘Abajo la policía’, se ataca a la monarquía y se acaba con ella, instaurándose la República Socialista Soviética, lo que fué la URSS; en octubre de 1918, el soldado Adolf Hitler, un antisistema afiliado al Partido de los Trabajadores, se hace con el control del mismo y funda el Partido NAZIonal Socialista de los Trabajadores; y en Italia, un socialista que había sido comentarista político del periódico ‘Avanti’, Mussolini, funda en marzo de 1919 los ‘Facis di combattimento’, un partido republicano, democrático y socialista  que elaboró el Manifiesto Fascista publicado el 6 de junio de 1919 en el diario ‘Il popolo d´Italia’… tres revoluciones antisistemas, muy en claves ‘progresistas’, que ocasionaron la II Guerra Mundial y tragedias que siguen en el siglo XXI…

 

A los Dadaístas no les gustaba la Historia del Arte y había que cambiarla, y no les gustaba el mundo en que vivían según sus manifiestos políticos, por lo que produjeron obras basadas en la negación, en la Nada… lo que sucede es que, llamándoles obras de arte, se puede presentar cualquier cosa… como ahora.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress