Viernes, 7 de octubre de 2016
Madrid. Hasta el 22 de octubre

Juan Terreros, neutralizar el caos en la Galería Orfila

[Img #25465]Juan Terreros es uno de esos pocos artistas que van creciendo desde la raíz, porque no rehúsa analizar su obra casi a diario. Con esa actitud autocrítica va dejando que salga a la luz el color y la forma elemental de aquello que desde el inicio perseguía, a veces incluso sin ser del todo consciente. El arte es un ejercicio de aciertos y errores donde nada es definitivo salvo la certeza de llegar a consumar la entrega desinteresada del artista a la obra. Esta exposición de Terreros constata la esplendidez de un escultor y un pintor que ha sabido revitalizarse y reconducirse una y otra vez, descubriéndose paulatinamente a sí mismo en los colores, gestos y siluetas que dan vida a sus “figuraciones abstractas”. Esta muestra es la consecuencia reciente de una realidad íntima reordenada, es decir, nace de cierta depuración psicológica y formal que concede a la materia constructiva el don de lo mutable sin vulnerar por ello su esencia, su médula interior. De ahí la bien entendida evolución plástica a la que alude el artista cuando habla de algunos trabajos anteriores. Un pasado fundamental que evidencia de manera clara la madurez intelectual y creativa de este nuevo presente felizmente alcanzado por Juan Terreros, tanto en sus piezas escultóricas como en sus pinturas. Al margen de estilos o evocaciones más o menos vanguardistas,  la personalidad de este artista con larga e intensa trayectoria es sin duda palpable en su obra reciente. Valga mirar una vez más la inconfundible brillantez de sus colores, así como la singular armonía de las composiciones siempre sumidas en tensiones que finalmente acaban optando por la simplificación icónica, “modelos”, “objetos” y “paisajes” de una belleza contrastada sobre el espacio plano del soporte. Huelga comentar además, la elección de unas herramientas sencillas para trabajar materias primas naturales como la madera tratada o virgen de sus “árboles” esculturas, por no recordar aquí la siempre viva confianza en la poesía de lo pequeño que dice en silencio tantas cosas importantes.

 

Juan Terreros mantiene, en fin, la lozanía de un espíritu joven con la ventajosa añadidura que otorga la experiencia. El paso del tiempo desde aquellas primeras exposiciones de los setenta no ha hecho sino incrementar la frescura de sus invenciones, ahora más lúcidas y reales que nunca.

 

Pintor, grabador y escultor desde la Sevilla de los años sesenta, Juan Terreros se forma en Madrid con los pintores Sócrates Quintana y Perdikidis y con el grabador Dimitri Papagueorguiu. Ha realizado cuarenta y siete exposiciones en España, Italia, Francia, Estados Unidos y México, diecinueve de ellas individuales.

 

(Galería Orfila, c/ Orfila 3, de Madrid. Hasta el 22 de octubre)

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress