Miércoles, 14 de junio de 2017

El Museo del Prado expone un bronce griego identificado como Demetrio I

Enviar por email

[Img #27235]En el edificio Villanueva el Museo del Prado se presenta una monumental cabeza de bronce, de sus colecciones, que ha sido restaurada e identificada como del rey helenístico Demetrio I (336-283 a, C), en una operación en la que ha colaborado la Fundación Iberdrola como miembro benefactor del Programa de Restauraciones del museo.

 

Esta cabeza es uno de los pocos retratos griegos de este tamaño que se conserva: 45 cm, probablemente de una escultura de unos 3 metros y medio. Se desconoce el lugar de su hallazgo. La alta calidad de este bronce se aprecia particularmente en la magistral elaboración de la cabellera, cuyos densos bucles se distribuyen vivamente sobre la cabeza y en la maestría de la fundición con la técnica de la cera perdida. Esta técnica se utilizaba en las esculturas griegas para fundir piezas pequeñas, como cabeza, torso, brazos o piernas, para ensamblarlas entre sí y configurar así una escultura de gran tamaño.

 

Procedente de la colección de la reina Cristina de Suecia, su primera propietaria conocida, y tras su llegada a España en 1725, quedó depositada en el Palacio de la Granja de San Ildefonso como parte de la colección de Felipe V e Isabel de Farnesio, e ingresó en las colecciones del Prado hacia 1830. Recientes investigaciones han posibilitado la identificación del personaje representado como el general y rey Demetrio I, llamado Poliocertes por sus exitosos asedios a ciudades enemigas. Junto con su padre, el diádoco Antígono I, Demetrio fue el primer sucesor de Alejandro Magno (356-323 a.C.).  

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress