Ramón Ribera
Domingo, 5 de agosto de 2018
Del historiador del arte Mariano Casas Hernández

Escenografía barroca. El tabernáculo de los Churriguera de la Catedral Nueva de Salamanca

[Img #29851]Desde el Servicio de Publicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) nos llega una cuidada publicación (muy ilustrada) de temática artística nos referimos a "Escenografía barroca. El tabernáculo de los Churriguera de la Catedral Nueva de Salamanca", del que es autor el historiador del arte Mariano Casas Hernández.

 

Libro monográfico dedicado a la obra suntuosa diseñada por Alberto Churriguera en 1726 y que contó en la parte escultórica con José de Larra Domínguez y de una nutrida pléyade de escultores (unos seis) y tallistas (sobrepasan la veintena) y otros profesionales, entre todos unos ciento dos, en 1746 el cabildo catedralicio decidió su desmontaje, no se saben exactamente las razones, aunque el autor plantea una serie de posibles motivos, pese a todo se conserva buena parte de los elementos escultóricos que lo constituyeron, se estudian y analizan todos los aspectos de esta magna obra de grandes proporciones, unos 30, 64 metros de altura, ofreciendo un claro reflejo del espíritu del catolicismo renovador promulgado por el Concilio de Trento, donde se guardaba el Cuerpo de Cristo; así tenemos que el libro se encuentra estructurado en diez amplios capítulos: -La peculiar concepción espacial de la Catedral Nueva de Salamanca; -La ubicación del tabernáculo: elemento nuclear de la cabecera; -La configuración planimétrica salmantina en el horizonte de las Catedrales Hispanas, donde se compara, con los realizados en las catedrales “novohispanas” de Puebla, Morelia, Guadalajara o el de la catedral de México y su posible influencia en el de Salamanca; - El tabernáculo de los Churriguera en la historiografía; -El coro y el tabernáculo: aproximación a la historia de un proyecto conjunto; -El proceso constructivo del tabernáculo, donde se enumeran las esculturas y otros ornamentos y donde están ubicadas actualmente; -Aproximación a la estructura del tabernáculo; -Praestet fides supplementum. Hacia una hermenéutica teológica de la obra; -A propósito de las fuentes bíblicas del tabernáculo; -A modo de coda, obra escultórica destinada a ensalzar el tema de la Eucaristía, y toda una serie de elementos escultóricos que ayudan a su comprensión.

 

En palabras de José María Martínez Frías que encontramos en el prólogo “...El libro que el lector tiene entre sus manos, y que tengo la gran satisfacción de prologar, tiene como base una plataforma ya bien cimentada en el citado Trabajo de Grado, y a cuya conformación final han contribuido asimismo las aportaciones del propio autor al conocimiento de este tema, recogidas en algunos capítulos de su Tesis Doctoral y de posteriores investigaciones al respecto... El lector quedará sin duda sorprendido por la entidad del discurso teológico que emana del tabernáculo y que Mariano Casas ha conseguido poner de manifiesto tras un minucioso examen de la fuentes textuales que podían informar al respecto, como son los sermones del momento de la consagración del templo, la misma liturgia y la interpretación de otros datos conservados en el archivo catedralicio... Estamos, en definitiva, ante un libro preciso, coherente y riguroso, que aporta una visión nueva sobre la concepción de este tipo de obras, a la vez que aclara y cotiza el papel que jugaron Churriguera y los mentores del programa iconográfico del tabernáculo, haciendo de él una obra singular dentro de nuestro suelo peninsular”.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress