Martes, 14 de agosto de 2018
Publicado por la Fundación Santa María la Real

‘Arte y sexualidad en los siglos del románico: imágenes y contextos’

[Img #29900]La Fundación Santa María la Real ha publicado el libro ‘Arte y sexualidad en los siglos del románico: imágenes y contextos’ coordinado por Pedro Luis Huerta, con textos de siete expertos para ‘avanzar en el acercamiento e interpretación de una temática tan sorprendente como cautivadora’.

 

Los tres primeros capítulos estudian la conducta sexual bajo el prisma del ordenamiento jurídico, la moral eclesiástica y la teoría médica. En el primero, Iñaki Bazán aborda el concepto de sexualidad transgresora, con especial atención al adúltero, perseguido y castigado tanto desde el plano moral (pecado) como judicial (delito). Miguel C. Vivancos realiza una  sistematización de las penas y castigos que se aplicaban para espiar los pecados de la carne, siguiendo los libros penitenciales de algunos monasterios medievales hispanos. Leyendo sus investigaciones vemos, por ejemplo, como ‘aborto e infanticidio’ no eran considerados como ‘pecados sexuales’, sino que se equiparaban en muchos casos al ‘homicidio’ y llegaban a castigarse con penas de ‘muerte’, reducidas después a ‘excomunión perpetua’ o a ‘diez años de penitencia’. Los penitenciales trataban de regular, igualmente, el uso de ‘bebedizos’ por parte de clérigos para ‘cumplir con el voto de castidad’ o conductas como el adúltero, el incesto, la fornicación, el bestialismo, la masturbación o el lesbianismo que por lo general ‘se condenaba con menor severidad que la homosexualidad masculina’.

 

Algo similar ocurría,  según expone Paloma Moral, con la medicina, que solía ser más permisiva con las mujeres que con los hombres. Su estudio analiza la estrecha relación entre la medicina y la religión, que sirvió para ahondar y paliar los problemas que podían ocasionar la castidad en la salud de los hombres y mujeres de la iglesia. El pronóstico médico aplicaba tratamientos distintos en función del sexo… El segundo bloque del libro, lo integran tres  artículos centrados en aspectos de carácter iconográfico. Alicia Miguéles esboza un conjunto de reflexiones sobre cómo el lenguaje gestual plasmado en la iconografía románica puede contribuir al desarrollo de una Historia de las Emociones. Por su parte Miren Eukene Martínez se adentra en la imagen de la mujer como símbolo de la lujuria. Y en el último capítulo del libro, Agustín Gómez estudia las escenas de concepción, gestación, alumbramiento y lactancia. Un tema que se aborda desde dos perspectivas distintas: Lo sagrado con María como modelo de comportamiento, frente al pecado, al que hace alusión el realismo de escenas procaces o grotescas.

 

Y la publicación se cierra con un ‘interesante ensayo’ firmado por José Luis Hernando quien ‘apuesta por una novedosa y atrevida interpretación de las representaciones obscenas’, apunta el coordinados de  la obra, de la que la Fundación Santa María La Real ha editado 1.500 ejemplares.

Enlaces automáticos por temática
InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress