Miércoles, 22 de septiembre de 2010
Madrid

Lugares reales o mentales de Simon Edmondson en la Galería Álvaro Alcázar

[Img #3317]Son escenarios donde la soledad anida. Lugares reales o mentales donde el pintor Simon Edmondson, formado en Londres y Nueva York, residente en Madrid, percibe como lugares sin ánima; vacíos que generan reflexiones en claves postreras. En la exposición abierta en la Galería Álvaro Alcázar, este autor británico plantea una textura figurativa para llevar sus encuadres a los límites de la representación, en los que la luz aparece como penumbra de un ocaso. Y así se advierte en obras como “Red Carper”, 2008-9, o “Battlefield with Bells”, del mismo tiempo, y las más cercanas, “Melena” y “Bedroom”, óleos sobre papel de 2010.

Es una pintura de soledades palpables; de espacios con nebulosa romántica, una pintura simbolista que, como indica Carlos L. Bermúdez “quiere poner orden en el pensamiento, pero sobre todo lo que pretende es resolver problemas plásticos. El pintor conduce al espectador con calculada estrategia por una especialidad ambigua que tiene en ocasión la evocación romántica en la soledad y la ruina; que obliga al espectador a la reflexión. Una reflexión en la que percibimos que algo siempre se nos escapa y acaba por fundamentar la soledad del ser humano: nuestra soledad como espectadores”.

Espacios deshabitados, no aptos para establecer moradas, sino para mirar y sentir que hay principio y final, punto y contrapunto, conversación muda y verbo que transmiten ecos que pueden escucharse más allá de los límites percibidos. Es lo que sentimos ante los cuadros de Simon Edmondson en la Galería Álvaro Alcázar, calle Castelló 41, hasta el 16 de octubre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress