Amalia García Rubí
Lunes, 18 de octubre de 2010
Madrid

Rafa de Corral, “Reivindicando el Espacio” en la galería Ansorena

[Img #3500]Un nutrido conjunto de pinturas sobre tabla configura la primera gran individual de Rafa de Corral (Bilbao, 1967) en la galería Ansorena, tras haber participado en varias colectivas organizadas por la galería madrileña. “Reivindicando el Espacio”, es un diálogo a medio camino entre razón e intuición, dialéctica de contrarios que entabla una tácita comunicación del individuo con el entorno por él construido. Las obras recientes de Rafa del Corral, con sus románticos cielos borrascosos y sus vertiginosas perspectivas de acusadas “caídas” en horizontal, parecen creadas a partir del sentimiento metafísico frente al paisaje que otorga a la arquitectura el aire enigmático y al tiempo sólido, real, palpable de aquello que es sin ser en realidad. La línea recta (incluida la del propio soporte), ha sido y es reivindicada en estos y otros trabajos del artista vasco (recordemos la muestra “Estructuras Razonadas” celebrada en su lugar de residencia, Valencia, hace tan solo unos meses), a menudo inmerso en el análisis pormenorizado de los elementos constructivos básicos: masa, volumen, proporción…

Esa incursión en la tercera dimensión agudiza el aspecto puro y en un sentido bauhausiano de lo netamente artístico e integral de la geometría como expresión sincrética de todas artes: pintura-arquitectura-escultura. Contrariamente a lo previsible y más sorprendente de lo que en un principio pudiera parecer, los espacios reinventados por Rafa de Corral son hábitats imposibles de habitar por lo deshumanizado de su naturaleza, sin dejar de recordarnos ciertas viviendas utópicas a lo Le Corbusier. Al mismo tiempo, están muy lejos de la asepsia cartesiana y muy cerca de esos ámbitos de extrañamiento surrealista que carecen de toda capacidad real para albergar vida si no es con el vuelo de la imaginación. Moles de hormigón, cubos horadados o desplegados como recortables gigantescos en medio de la nada que a menudo fluctúan entre lo edificable y lo escultural y cuyo último cometido, en definitiva, es el de despertar sensaciones remotas en el espectador, instintos, temores o deseos aletargados en nuestro yo más olvidado.

Mediante una técnica impecable tanto en el dibujo cuanto en lo pictórico, esta gran serie de obras en técnica mixta sobre tabla de Rafa de Corral, alcanza retos artísticos de profundo calado lírico, formal y conceptual. Todo ello, sin renunciar a unos sólidos principios plásticos que van evolucionando hacia ese futuro ineluctablemente incierto e inquietante pero siempre presente en la pintura de este gran artista contemporáneo.

La exposición “Reivindicando el Espacio”, en la galería Ansorena (calle Alcalá 52, de Madrid), estará abierta hasta el 13 de noviembre de 2010.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress