Domingo, 26 de diciembre de 2010

Un Vía Crucis de aluminio, de David Rodríguez, en la Catedral de Pamplona

[Img #4396]Una instalación, “Los estados de la cruz. Luz y geometría”, con 14 piezas de aluminio recreando las estaciones del Vía Crucis, obra del artista palentino David Rodríguez (Dueñas, 1970) se muestra, en la catedral de Pamplona, desde la víspera de Navidad hasta la próxima Semana Santa. Se trata de un itinerario de la Pasión por donde los visitantes pueden recorrer el amargo camino que lleva al Calvario; estación por estación, con los referentes de la luz, que es fe, y el de la geometría que señala una razón subordinada porque fe es creer en lo que no se ve, para lo que no hay explicación lógica. Y así se advierten las Caídas de Jesús; la Verónica limpiando el rostro sangrante y las mujeres que lloran su muerte.

Es una narración trazada desde la abstracción. Dice el autor: “empecé a reflexionar sobre qué cosas podían tener empatía con el proyecto desde el punto de vista estético. Uno de los puntos que descubrí fue el material, el aluminio, con el que llevo trabajando desde 1998. El otro fue la luz, que para mí es como la materia”. Se trata de una instalación trazada desde las circunstancias actuales en un lugar de culto, donde instalaciones de otros tiempos, desde el Medievo al Renacimiento, el Barroco y diversos momentos, han ido mostrando a los fieles lo trascendente que realiga, en el discurrir de muchas generaciones de creyentes.

Tema recurrente en nuestra cultura occidental. Por eso el escultor precisa que se ha enfrentado al tema “con muchísimo respeto tanto por el tema como por el significado. He intentado no perder la referencia a la escena figurativa, sin olvidar que la finalidad de un Vía Crucis es la oración”. Vía Crucis de David Rodríguez que permanecerá en la Catedral de Pamplona hasta el 6 de abril de 2011.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress