Miércoles, 14 de septiembre de 2011

Los ‘mares de Avellaneda’ salpican en el Museo de la Ciudad de Murcia

[Img #7305]Murió Manuel Avellaneda en 2003 mientras divisaba su Mediterráneo desde la atalaya de La Azohía. Y en su obra, expuesta en el Museo de la Ciudad de Murcia, las acuarelas y óleos mantienen el olor a mar y ambiente salobre de sus mareas. Porque Avellaneda, y eso se lee en un verso de Fernando Pessoa -“Lo que quiero llevar a la Muerte/ un alma desbordante de Mar...!”- que aparece como epitafio de múltiples vivencias, hace del mar y el litoral aledaño una realidad suya hasta el momento postrero, empeño que ocho años después figura encuadrado en el ambiente del Festival Internacional de Folclore en el Mediterráneo que tiene a Murcia por escenario.

Este pintor nacido en Cieza el año 1938, cofundador en los sesenta del grupo Aunar junto a artistas como Párraga, Aurelio y Hernández Cano, apostó por la innovación del paisaje en un tiempo de ruptura; renovación que se produce mirando a la naturaleza, sintiéndose naturaleza, para plasmar además de visiones un cúmulo de sensaciones dentro de un orden geométrico y descriptivo, donde los tonos aparecen como el verbo que sigue siendo principio.

Son bodegones, paisajes y marinas, toda una geografía sentimental que se impregna de brisa y pleamar con memoria frente a un Mediterráneo sentido como mar propio, “mar de Avellaneda” que se abre en el Museo de la Ciudad de Murcia, hasta el 5 de octubre.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress