José Pérez-Guerra
Viernes, 2 de diciembre de 2011

Erre que erre, Odyssey Marine Exploration no quiere soltar la ‘presa’

[Img #8163]Por tercera vez, la Justicia de los Estados Unidos a sentenciado que la sociedad ‘cazatesoros’ Odyssey Marine Exploration debe entregar a España el cargamento sustraído del pecio ‘Nuestra Señora de las Mercedes’, nave española hundida en combate el mes de octubre de 1804 en aguas próximas al Algarve portugués. Un tribunal de Atlanta acaba de desestimar el recurso de la empresa Odyssey contra sentencias anteriores de dos tribunales de Florida, pero ésta sigue empeñada en no soltar la ‘presa’ y asegura que recurrirá al Supremo.

A esta compañía mercantil estadounidense los gobiernos de España y Reino Unido de Gran Bretaña le otorgaron en su día licencia para localizar el navío inglés “Sussex” hundido cerca de Cádiz en el año 1694, pero los ‘cazatesoros’, se extralimitaron y buscaron otros pecios para hacerse con el botín. Por eso encomendaron al buque “El cisne negro” investigar y recoger todo lo valioso para venderlo al mejor postor. En el empeño de ese proyecto, contraviniendo  los convenios, localiza en un más allá oceánico del litoral portugués, los restos de un buque español, y sus equipos bajaron a sus bodegas para sustraer todo lo que pudiera tener valor de mercado.

Y se encontraron con un tesoro histórico cuyo valor patrimonial arroja muchas cifras. Por eso tras hacerse con el botín, lo llevaron a Gibraltar y desde allí, por via aérea, lo transportaron a Florida para su clasificación y su puesta en el mercado del coleccionismo, que suele brindar buenos dividendos, aunque con ello se contraviene la legislación internacional que Estados Unidos acata. Por ello el Gobierno de Washington se ha pronunciado contra la cerrazón de esta sociedad que, a la vista de sus actuaciones en mar y en tierra, tiene una ejecutoria bastante filibustera.

Estamos ante una sinrazón que retrata la actuación de Odyssey. El abogado James Gool que ha representado a España en este contencioso, puntualiza: “Odyssey hace dinero con una actividad inaceptable que viola el derecho internacional y quebranta uno de los principios que guían las relaciones entre las naciones civilizadas: que el contenido de un barco no puede saquearse por motivos comerciales”.

Saquear es sinónimo de depredar, atracar, rapiñar y robar. Botín lo es de trofeo y presa. Filibusterismo de corsario, pirata, contrabandista, bucanero... lo dicen los libros. Mientras se llega al Tribunal Supremos USA, la ‘presa’ o el ‘botín’ sigue estando vigilado por quien lo hizo suyo con engaño y alevosía.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress