Lunes, 20 de febrero de 2012
Valencia

El IVAM rinde “Homenaje a Tàpies” mostrando obras relevantes de su colección

[Img #9064]La directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno, IVAM, Consuelo Ciscar, ha presentado una exposición titulada Homenaje a Tàpies, con motivo de la muerte del artista, considerado como el máximo representante de la abstracción informalista; muestra formada con seis de las obras más relevantes de su colección, piezas de gran formato realizadas con técnica mixta.

Antoni Tàpies formó parte, junto con Antonio Saura y Manuel Millares, de una exposición inaugural del IVAM sobre el informalismo español. Entre las manifestaciones del arte de vanguardia en Europa, el informalismo del que Tàpies fue un claro exponente, era el movimiento del arte no figurativo que aglutinó la parte más significativa del resurgir pictórico en España, por su aportación regeneradora del arte moderno. A lo largo de los años transcurridos desde su inauguración, el IVAM se ha enriquecido con obras de Tàpies, estando su pintura y obra gráfica representada por más de 70 piezas.

A lo largo del tiempo, el IVAM ha mostrado exposiciones de éste artista singular, desde la antológica que -‘Tàpies. Comunicació sobre el mur’- se le dedicó en 1992, a La titulada la “Líneas Roja”, homenaje a la obra del mismo título sobre la que se articulaba una investigación del arte abstracto español en la colección del Instituto. El Homenaje del IVAM a Antoni Tàpies, con seis de sus piezas más singulares de la colección, se mantendrá abierta hasta el 20 de marzo de 2012.

Obras  en exhibición ‘Homenatge a Tàpies’
La ligne rouge (Negre amb línia vermella), 1963. Técnica mixta sobre lienzo y madera. Esta pieza es un clásico de nuestra contemporaneidad que pone de manifiesto el informalismo matérico que de forma magistral encabezó Tàpies. En ella debemos percibir un genuino cruce de ideas y de caminos en el que se dan cita con elegancia la tradición constructivista, la pulsión figurativa, la experimentación con nuevos materiales y la ruptura de la bidimensionalidad en la pintura.

Gran paquet de palla, 1969. Técnica mixta sobre lienzo. Como se puede apreciar en este lienzo Tàpies no muestra los objetos tal y como son, sino que los incorpora a su personal lenguaje. Esta obra forma parte de esa interpretación artística que él hace de la vida y del paisaje entendido en su simplicidad y desnudez. A finales de los sesenta y principios de los setenta, el artista intensifica su trabajo con objetos y pinceladas que parecen salirse de los límites del cuadro. Tàpies ya había trabajado intensamente con el mundo objetual desde los años 50, pero ahora lo hace de manera renovada, coincidiendo con el arte povera.

Collage de cabells, 1985. Técnica mixta sobre madera. El artista compone esta obra con una técnica concentrada, una vez más, en objetos reales efímeros para elevarlos a una nueva categoría superior. Con la incorporación de cabello humano a la obra, Tàpies ennoblece las acciones asociadas a la naturaleza humana a la que le dispensó parte de sus investigaciones artísticas.

Amor a mort, 1980. Acrílico sobre lienzo. En Amor a mort se muestran muchos de los juegos de opuestos que recorren la producción artística de Tàpies. El artista incorpora la palabra ‘amor’ para descomponerla y darle un significado contrario. Del mismo modo esa relación entre lo positivo y lo negativo viene marcada por los dos símbolos que incluye en los extremos del lienzo. Así mismo el contraste entre la intensidad del negro y la oportunidad de ruptura con la que inserta el blanco, sigue marcando ese camino de antónimos por el que tanto le gustó.

Surface grise rosâtre aux traces noires, 1962. Técnica mixta sobre lienzo. El control intelectual con que el artista impregna las superficies de su obra en la que predominan formas monocromas siempre próximas a tonos que nos remiten a paisajes de un territorio misterioso e imaginado queda reflejada en esta obra donde las zonas ocres y terrosas ganan terreno a cualquier otra tonalidad.  El ‘no lugar’ queda retratado en esta superficie pictórica donde nos muestra un mundo hermético y místico, de difícil acceso debido a la irracionalidad de su lectura.

Gris amb cinc perforacions, 1958. Técnica mixta sobre lienzo y madera. Tàpies, con estudios como éste, llegó al informalismo matérico y a la abstracción telúrica a partir de un lirismo español renacentista, con base en los poetas ascetas, enraizado posteriormente con un misticismo oriental en el que sustentó su propio y enigmático lenguaje: el de los colores térreos, el de un orden desordenado, el de silencios y vacíos, el de punzadas y brechas sobre la superficie, el de pigmentos mezclados con materiales de todo tipo, en definitiva, el de la realidad doméstica como arte.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress