José Pérez-Guerra
Domingo, 19 de agosto de 2012

Cultura es la Humanidad en marcha, y ello genera Progreso

[Img #10943]El cineasta Carlos Saura afirma en una entrevista publicada en EL Semanal de ABC que “en España, la cultura no está bien considerada” y, agrega, que “el artista necesita un caldo de cultivo”. Son opiniones respetables, pero con las que no estamos de acuerdo. Sí cuando dice que “si la cultura no se promueve en los colegios… nos vamos al desastre”.

A lo que de manera excluyente Carlos Saura llama cultura-cine, artes plásticas, música, literatura- España le ha dedicado, y lo continúa haciendo, una parte sustancial de sus Presupuestos estatales, a todos los niveles. Si nos centramos en la producción cinematográfica, el sector ha estado siempre protegido y ello, tal vez, ha impedido la consolidación de una industria capaz de atender a los mercados, nacional e internacional. Durante el régimen de Franco los Sindicatos Verticales subvencionaban las películas. Y en las últimas décadas, con Gobiernos democráticos, ha sido y es uno de los sectores mejor atendidos. Tanto, que se ha llegado a subvencionar películas que no han llegado al mercado. El mercado que debe ser el verdadero caldo de cultivo de cualquier artista que se precie.

Considerar la Cultura como un círculo cerrado formado por actividades en las que brillaron personalidades como las que cita Carlos Saura -Picasso, Miró, Lorca, Buñuel, Falla, Miguel Hernández- es reducirla demasiado. Porque la Cultura (con mayúscula) es cultivo de la mente, y eso es lo que ha hecho posible el Progreso de la Humanidad. Si algo, o mucho, distingue el tiempo del siglo XIX del XX, es la automoción, la aviación, el desarrollo de las ciencias que ha logrado la Era Espacial, fármacos como la penicilina o un mundo informático, con el espacio digital que mantiene como retos múltiples fronteras.

Con las personalidades citadas por Carlos Saura, junto a ellas, hay que señalar nombres como Torres Quevedo, Ramón y Cajal, Gaudí, Ricardo de la Cierva… empresarios, muchos que no son artistas. El problema de España no es el descuido de la cultura reducida a los sectores señalados por Carlos Saura, sino el que todavía es realidad el dicho de “que inventen ellos”, de que son más útiles las Escuelas Taurinas que las Universidades.

El cine, el teatro, la música, la literatura, las artes plásticas, son parte de la actividad humana y como tal es la sociedad quien tiene que señalar sus verdaderos papeles en los intercambios de capacidades. Mantener privilegios, es un contrasentido, porque es la sociedad en último término la que costea “lo que es incapaz de mantenerse por sí mismo” en el mercado. Por eso sería bueno -en esto estamos de acuerdo con Carlos Saura- que la cultura debe promoverse en los colegios… pero todo lo que es Cultura: razonar, crear, inventar, arriesgar y soñar para buscar el más allá que genera progreso humano.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress