Fuente: Comunidad de Madrid
Martes, 21 de agosto de 2012

Restauración de la cripta en la que reposan los restos de Villanueva y de Ventura Rodríguez

[Img #10955]La Comunidad de Madrid ha constatado que los restos de los ilustres arquitectos Juan de Villanueva y Ventura Rodríguez se encuentran enterrados en la cripta de la Real Congregación de Arquitectos de Nuestra Señora de Belén en su Huida a Egipto, en Madrid, originaria del siglo XVII.

La confirmación se ha realizado en el marco de la intervención de restauración y los trabajos arqueológicos que la Dirección General de Patrimonio Histórico del Ejecutivo está realizando en la cripta, situada bajo la Iglesia de San Sebastián (C/ Atocha, 39).

El viceconsejero de Cultura y Deportes del Gobierno regional, Javier Hernández, visitó hoy estas obras, que están a punto de concluir, y anunció que madrileños y visitantes podrán recorrer la cripta durante la Semana de la Arquitectura, a través de las visitas guiadas que se realizarán entre el 1 y el 4 del próximo mes de octubre.

El deterioro general de la cripta histórica ha puesto en marcha un proceso de restauración cuyo objetivo ha sido la recuperación del espacio arquitectónico original y la subsanación de las patologías existentes.

La intervención, dirigida por el arquitecto Juan Monjo, bajo supervisión de la Dirección General de Patrimonio Histórico y basada en rigurosos estudios previos, se configura como una restauración absolutamente respetuosa con el monumento. Las actuaciones se han centrado en el saneado de los revestimientos de los paramentos y bóvedas y su sustitución por un revoco de mortero a la cal para facilitar la transpiración.

El equipo formado por arqueólogos y restauradores se ha encargado de la documentación histórica del monumento y el control arqueológico. Entre sus actuaciones, cabe mencionar la realización de dos catas murarías aplicando la arqueología de la arquitectura, para estudiar los materiales arquitectónicos; o la limpieza interior y adecuación de los nichos que se encontraban rellenos de escombros, recuperando fragmentos de laudes (lápidas o piedras que se ponen en la sepultura, generalmente con inscripción o escudo de armas) procedentes de otros nichos de la cripta.

Dicha actuación, financiada por la Real Congregación de Arquitectos, ha aportado información sobre las vicisitudes sufridas por este singular espacio a lo largo del tiempo, dotando a la dirección de los trabajos de una valiosísima información sobre la configuración y decoración primitiva. Gracias a ello se han recuperado los acabados originales, simulando los sillares y zócalos que estructuraban y daban entidad al espacio; y se ha podido identificar, limpiar y restaurar las lápidas existentes, que se encontraban muy deterioradas.

Además, la apertura de los nichos permitió confirmar la presencia de los restos de los arquitectos Ventura Rodríguez, que presentaba una banda de seda con su nombre alrededor del cuerpo, y Juan de Villanueva, cuyo féretro estaba identificado con una placa de plomo en la que figura su nombre. Asimismo, se ha constatado que el nicho con la lápida de Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva es una adecuación de tres de los espacios destinados para colocar los féretros trasladados a finales del siglo XIX desde San Francisco el Grande. La gran lápida de mármol blanco, con inscripción resaltada con pintura roja y azul, ha podido ser restaurada uniendo los fragmentos localizados en el interior de distintos nichos.

Ventura Rodríguez
Buenaventura Rodríguez Tizón, conocido como Ventura Rodríguez, nació en Ciempozuelos (Madrid) en 1717 y murió en 1785. Está considerado, junto con Juan de Villanueva, como el principal arquitecto español de su época y el último barroco.

En 1741 ostentaba ya el cargo de aparejador segundo del Palacio Real y en 1749 el rey Fernando VI escogió su proyecto para la construcción de la Capilla del Palacio Real de Madrid. En 1750 recibió el encargo para la remodelación y terminación de la basílica del Pilar de Zaragoza. Ventura Rodríguez abordó la arquitectura palatina, dejando diseños en los que se refleja su dependencia del trazado de la residencia real, como es el caso del Palacio de Liria y el Palacio de Boadilla del Monte de Madrid.

También desarrolló gran actividad fuera de la corte diseñando ayuntamientos, escuelas, puentes, mataderos, etc. En 1764 obtuvo el título de Maestro Mayor del Ayuntamiento de Madrid y sus informes fueron decisivos para el ordenamiento urbano de la capital.

Juan de Villanueva
Juan Antonio de Villanueva y de Montes nació en Madrid en 1739 y se erige como el máximo exponente de la arquitectura neoclásica en España. Falleció en 1811. Su estilo es una síntesis del herreriano y el neoclasicismo, siendo sus máximas influencias Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, artífices del Monasterio de El Escorial. La obra maestra de Villanueva es el edificio del Gabinete de Historia Natural, actual sede del Museo del Prado.

En 1777, Carlos III lo nombró arquitecto del príncipe y los infantes, trabajando en lo sucesivo casi en exclusiva para la Casa Real. En 1768 fue nombrado arquitecto de la comunidad de monjes jerónimos del Monasterio de El Escorial, donde completó el cierre de la Lonja, un espacio que bordea el edificio por sus lados norte y oeste.

Su primera gran obra de envergadura, la Casa de los Infantes y de la Reina (situada junto a la fachada del monasterio), la acometió en 1769. Suyas son también la Casa de Infantes en el Real Sitio de Aranjuez y la Casita del Príncipe en El Pardo y, desde 1781, fue arquitecto encargado del Real Sitio de El Escorial. A él se debe, en gran parte, la actual imagen de la Plaza Mayor madrileña, que reconstruyó tras el incendio de 1790.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress