Fuente: Fundación Bancaja
Viernes, 15 de febrero de 2013
Valencia. Hasta el 4 de enero de 2014

Fundación Bancaja presenta la exposición “Picasso. Fauno. Centauro. Minotauro”

[Img #12852]Fundación Bancaja presenta la exposición “Picasso. Fauno. Centauro. Minotauro”, una nueva propuesta cultural que se podrá visitar en el Centro Cultural Bancaja de Valencia hasta el próximo 4 de enero de 2014. La muestra, que tiene lugar coincidiendo con la celebración este año del 40 aniversario del fallecimiento del artista, reúne una selección de cerca de 50 grabados del pintor malagueño procedentes, en su mayoría, de los fondos de la Colección Bancaja, junto a otras obras cedidas por la Fundación Picasso. Museo Casa Natal del Ayuntamiento de Málaga y la Biblioteca Nacional de España.

Comisariada por Juan Carrete, doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y profesor tutor de Historia del Arte de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, la exposición introduce al espectador en los conceptos esenciales de la mitología clásica y en la visión que de ella tuvo Picasso, de la que se sirvió como instrumento para comunicar sus propias ideas y emociones. Las figuras del fauno, el centauro y el minotauro aparecen frecuentemente en la obra del artista desde 1930 y reflejan la dualidad que existe en todos los hombres, incluido el propio Picasso.

La exposición se articula en cuatro secciones. Tras una breve introducción al artista y a la mitología clásica, comienza un recorrido por los tres seres mitológicos protagonistas de la exposición. En la sección dedicada al fauno se pueden contemplar obras como “Fauno descubriendo a una mujer dormida”, de la Suite Vollard; “Fauno tocando la flauta doble”, ilustración para el libro de Ramon Reventós “Dos Contes. El centaure picador. El capvespre d’une Faune”; o “Fauno flautista y bacantes”, grabado de la Suite 347. Además, se incluye en esta sección una proyección del ballet “La siesta del fauno”, interpretado por Rudolf Nureyev en Nueva York en marzo de 1979, según coreografía de Vaslav Nijinsky y música de Claude Debussy. El ballet refleja la proyección de la mitología clásica en otro arte, en una pieza de un autor coetáneo a Picasso, Debussy, que reflejaba del mismo modo que el pintor la pluralidad de significados de los seres mitológicos.

En el recorrido centrado en el centauro se observan piezas que reflejan la visión de Picasso sobre este ser mitad hombre y mitad caballo, símbolo de la ira y la lujuria masculina, como se aprecia en los grabados “Hércules mata al centauro Neso” o “Centauro picador. Centauro tirando de un carro. Centauro preceptor”, otra de las ilustraciones que el artista realizó para la publicación de Ramon Reventós.

El minotauro es el ser mitológico que centra la última sección de la exposición, con obras que trasladan al espectador distintos aspectos de este híbrido con cuerpo humano y cabeza de toro, considerado también un autorretrato del propio Picasso. Destacan en la exposición los quince grabados pertenecientes a la Suite Vollard, realizados por el artista entre 1930 y 1936,  en los que la figura del minotauro adquiere su mayor riqueza de significados y cuya protagonista principal es Marie-Thérèse Walter, el gran amor de Picasso de los años 30. Este bloque se completa con la proyección de un audiovisual sobre el grabado “Minotauromaquia”, pieza de 1935 propiedad de la Fundación Juan March, en el que se explica con detalle el significado de esta pieza, considerada uno de los mejores grabados del siglo XX y precedente del Guernica.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress