J.A. Tinte
Martes, 19 de febrero de 2013
Madrid

Colectiva en Espacio 51 con fines solidarios a favor de la Fundación Pequeño Deseo

[Img #12895]Con una premisa de partida que estriba en el compromiso y la colaboración entre la Galería Espacio 51 y la Fundación Pequeño Deseo, la dirección del espacio marca un sendero que considera determinante y necesario abordar con la entidad del empuje colectivo. Asimismo la organización El Ser Creativo no ha querido dejar pasar la ocasión de apoyar las iniciativas que de ahora en adelante se sucedan. Iniciativas que sitúan un porcentaje de las ventas con destino a la solidaridad y proyectos en curso que, como apuntamos, va catalizando la Fundación Pequeño Deseo. En esta misma dirección se encuentran los autores que forman parte de la muestra colectiva que desde el día 14 de Febrero tiene lugar en el magnífico espacio que dirige Claudia Stilianopoulos en Madrid.

Nos reencontraremos una vez más con las obras de Mercedes Gómez Pablos, una autora de dilatada trayectoria que ha consolidado un universo propio, desde esa particular perspectiva que ofrece la jerarquía de los planos posándose sobre los volúmenes conformando discurso. José Luis López Romeral, un autor que sabe cómo tratar de aliento y emoción la pintura, para revelar la batalla y el sosiego, la contención y lo natural como si todo dejara ver su hálito arcano que, de vida y sensación, cautiva con “quejíos” de pintura. Liane Katsuki, una exquisita y poderosa escultora que voltea el espacio para hacerlo materia, rumor y acero o bronce cuando no dureza apretada en formas rimadas a un crear tan elegante y depurado donde lo complejo se halla en la piel de cada composición.

También en esta muestra, Ana Sanmamed una autora que ha ido desde la traza modelada en la visual de fondo, hasta esos lugares despejados de laberintos que son ya esfera y atmósfera donde gravitan elementos sostenidos con la levedad de lo breve apoderándose de la mirada. Por su parte, Araceli Alarcón deshace la mirada de referencia en una suerte de gestos sólidos donde el lugar, la luz, el agua, la tierra y el todo continúan manejando intuiciones que, atravesadas de pintura, renueva la percepción de lo andado.

Por último, la pintura de Maite Spínola, nos advierte acerca de un estado de contemplación en donde el espectador entra en juego dejándose tentar por unas composiciones que son argumento recogido en una estética de los procedimientos matéricos y ademanes cromáticos, suspendidos sobre la superficie del soporte generando renovadas ópticas expresivas en la tangente donde lo gestual dibuja efímero todo cuanto ocurre, el tiempo y el espacio.

Galería Espacio 51. Joaquí Costa, 51 (Madrid). Hasta mediados de marzo de 2013.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress