José Pérez-Guerra
Sábado, 2 de marzo de 2013

El ‘Practiques’ de Palma, un colegio público poco práctico… para sus alumnos

[Img #13004]Hemos leído en el diario ‘El Mundo’ que el colegio público Práctiques, de Palma, se niega a enseñar en idioma español porque cree que ‘el catalán es y será nuestra lengua vehicular’. Y su director, Bartomeu Llorca, declara ‘que la inmersión lingüística es ‘el mejor proyecto educativo, porque se ha demostrado durante 28 años’. Precisamente el tiempo en que el nacionalismo catalán, con el apoyo de muchos sucursalistas de las Islas Baleares, inició la inmersión del mallorquín al catalán, por esa cosa llamada ‘los países catalanes’. Lo penoso del asunto es que en un centro de enseñanza, pagado con los impuestos de todos los españoles, se asegure que los niños que ‘estudien en español no tendrán las mismas oportunidades’, porque deja a la intemperie la incultura de sus argumentos.

Por Mallorca pasaron fenicios, cartagineses y romanos, y después de la etapa hispano-visigoda, musulmanes que establecieron un reino. En 1085 el Papa Gregorio VII otorgó las Baleares como feudo a Pisa, y pasado unos años, los pisanos organizaron una cruzada para liberar a las Islas de los islamistas, a fin de incorporar el archipiélago a la Cristiandad. La flota de Pisa llega a Barcelona y por indicación papal, los condes de Ampurias, Urgell, Pallars y Cerdaña, con Ramón Berenguer III -marido de una hija del Cid Campeador- se incorporan a la expedición que logra derrotar al rey Mubasir, que muere en combate. Pero la ocupación fue muy efímera, porque los almorávides la reconquistaron. Más de un siglo después, el rey Jaime I de Aragón logra derrotar al rey musulmán e incorporar las islas a su Corona. Según él, fue el primer rey “hispano” en reconquistar tierras fuera de la Península; en la Crónica de su reinado se afirma: ‘anc rei d´Espanya no poc acabar’.

Idioma romancero, porque entonces los territorios de las Marcas Hispánicas no eran conocidos por el topónimo de Cataluña. Y es que desde la caída del Imperio Romano el latín hablado por la plebe -el romano del pueblo- fue tomando el nombre de los territorios: leonés, gallego, castellano, aragonés, catalán (muy entrado el siglo XII), valenciano, portugués, mallorquín, menorquín… porque en cada sitio se incorporaban localismos, neologismos o pronunciaciones diversas. Pero el Román Paladino era considerado idioma vulgar; el culto era el latín, idioma de la Iglesia Católica.

Hasta hace pocos años la lengua propia de los mallorquines era el mallorquín… una Mallorca abierta al turismo, donde lo normal es que la gente se entienda. Pero la ‘inmersión’ del mallorquín al catalán, al tratar de ‘desterrar’ al español, está causando perjuicio a una juventud que se comunica a través de la nuevas tecnologías con el mundo entero. Y en este mundo cuentan el inglés y el español. El español hablado por más de 500 millones de personas en el mundo.

Sólo desde una posición ideológica bastantemente extraviada se puede afirmar que los que hablan español tendrán menos oportunidades que los que hablan catalán; la tendrán entre los amigos del director Bartomeu Llorca; porque en el turismo balear cuenta mucho el contingente de idioma español; un idioma que en Estados Unidos lo hablan 52 millones de estadounidenses; donde hay 7.820.000 estudiantes que cursan el español como primera lengua extranjera; por cierto, esa cifra supera a los habitantes de Cataluña...

Se piensa en ‘países catalanes’ (suponemos unidos por el catalán), y para que llegue ese ‘imperio’, ¿medieval?, se trata de eliminar el habla hispana, que también es idioma común en Baleares. Es como si un sucursalismo delirante pero influyente en Portugal pretendiese la inmersión al gallego, romancero que dio origen al portugués, y se apostase por unos inventados ‘países gallegos’, que integrasen Galicia, Portugal, sectores orientales de Asturias y León (donde se habla gallego o algo parecido) y las comarcas de Extremadura donde se habla portugués, que las hay... “la repera”, señor Bartomeu Llorca, director de un colegio (poco práctico) que pagamos todos los españoles. Ya lo dijo Vargas Llosa, ‘el nacionalismo es una incultura’.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress