Fuente: Kutxa Obra Social
Domingo, 28 de abril de 2013
San Sebastián. Hasta el 1 de septiembre de 2013

La pintura de Menchu Gal en la Sala Kubo-Kutxa

[Img #13657]A partir del 26 de abril, y hasta el primero de septiembre, la Sala kubo‐kutxa de San Sebastián ofrece la exposición “Menchu Gal. Entre París y Madrid”, una muestra que gira en torno a la prolífica trayectoria de la artista irundarra, planteada de manera cronológica y acompañada de la obra de importantes artistas que influyeron en distintas etapas de su vida en Menchu Gal o que se relacionaron estrechamente con ella.

Comisariada por Edorta Kortadi, se exhiben 58 óleos, seis dibujos, 12 acuarelas y la serie “Aguafuertes del Norte” de la autora del Bidasoa, junto con 19 obras de otros tantos artistas: Aurelio Arteta, Ruiz Balerdi, Marie Blanchard, Pancho Cossío, Salvador Dalí, Álvaro Delgado, Díaz Caneja, Óscar Domínguez, José Gracenea, Gutiérrez Solana, Carmen Laffón, Fernand Léger, Antonio López, Henri Matisse, Montes Iturrioz, Benjamín Palencia, Pablo Picasso, Vázquez Díaz y Rafael Zabaleta. Además, en la sala de proyecciones se podrá visualizar el documental “Menchu Gal.‐ Kolorearen indarra/Un espíritu libre”, de 12 minutos de duración.

Menchu Gal, pintora
Nacida en Irún en 1919 en el seno de una familia acomodada comenzó su educación artística a edad muy temprana de manos de Gaspar Montes Iturrioz. Con 13 años se trasladó a la capital francesa para estudiar en la academia de Amédée Ozenfant, donde también impartía clase Léger. En París descubrirá a los impresionistas y sobre todo a los fauvistas y a Matisse, quienes influirán enormemente en su pintura. Prosiguió su educación en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid donde recibe clases del pintor Aurelio Arteta. Antes de estallar la Guerra Civil en 1936, Menchu Gal ya ha expuesto en varias ocasiones tanto en Madrid como San Sebastián, Bilbao y Madrid.

Su padre muere en el transcurso de la guerra y Menchu Gal junto a su familia se refugia en Francia. A su vuelta y pese a la mala situación económica familiar, Menchu no se resigna a dejar de ser pintora, realiza viajes a Madrid y París y prepara diferentes exposiciones.

En 1945 vuelve a instalarse en Madrid donde conoce a José Gutiérrez Solana quien le pone en contacto con los artistas que crearán la Joven Escuela Madrileña: Daniel Vázquez Díaz, Benjamín Palencia, Pancho Cossío, Rafael Zabaleta y Juan Manuel Díaz Caneja. Menchu Gal se integra en este colectivo con quienes expondrá en diversas muestras hasta 1962.

En los años 40 y 50 su actividad expositiva es muy intensa, pues además de en muchas exposiciones a nivel nacional participa en la Exposición de Arte Español Contemporáneo en Buenos Aires en 1947 y en la XXV Bienal Internacional de Venecia en 1948. En 1956 vuelve a ser seleccionada para la Bienal de Venecia y participa en la exposición “Un siglo de pintura española” en la Tate Gallery de Londres.

Pero la consagración vendrá en el año 1959 cuando es la primera mujer galardonada con el Primer Premio Nacional de Pintura. Luego, las exposiciones y reconocimientos se suceden en las décadas de 1960 y 1970.

En Donostia tiene la oportunidad de realizar dos exposiciones antológicas: la primera, en el Museo San Telmo en 1986 y la mencionada de 1992 en la sala de exposiciones de Kutxa. En 2003 abandona Madrid para instalarse en Irún, lugar al que se sintió unida toda su vida y donde fallecerá en 2008.

InfoENPUNTO • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress